free site templates

Cómo Aumentar Tu Motivación Para Lograr Tus Metas


Por: Álvaro Márquez Silva, Director Técnico de Integral-Mente

Mobirise

1.- Si las cosas que tienes que realizar para lograr tus metas no son de tu agrado o interés, una solución es que imagines varias veces los beneficios que obtendrás al lograr tus metas. Si asocias varias veces lo que tienes que hacer a los beneficios de lograr tu meta, tu motivación aumentará, porque lo que realizas está en función de los resultados esperados y los efectos beneficiosos que traerá.

Ejemplo: Si tu meta es hacer dieta disminuyendo los azúcares para cuidar tu salud, y tienes que comer muchas más verduras de las que acostumbras, pensar en lograr la meta y visualizarte repetidamente con una mejor salud y lo bien que te sentirás, aumentará tu interés por comer más verduras, incluso puede que trates de darles más sabor, lo que tornará el proceso aún más llevadero.

2.- Si los pasos que necesitas para lograr tu meta son de tu gusto, enfoca tu atención en el presente. Esto permitirá que disfrutes el camino que te lleva al logro de tu meta. La mejor manera de conectarte al presente es a través de tus sentidos: visual, auditivo, olfativo, gustativo, tacto, sensaciones.

Ejemplo: Si tienes como meta pasar un fin de semana divertido con tu familia, y realizas cosas que te agradan, lo más recomendable es que te centres en el presente, te conectes con tus sentidos para disfrutar a plenitud el momento actual.

3.- Si tu objetivo es muy grande o complejo, divídelo en metas más pequeñas y alcanzables. Si tienes un objetivo enorme puede que te parezca abrumador o inalcanzable, para esto lo más recomendable es que lo fracciones en metas más pequeñas y asequibles. Así cuando vayas logrando tus metas pequeñas tu motivación se irá reforzando en función de seguir cumpliendo las siguientes metas en tu camino que te permitirán lograr tu objetivo mayor.

Por ejemplo: Si tu objetivo mayor es hacer una tesis para graduarte de tus estudios, es probable que lo percibas como algo muy grande y difícil de abordar, por lo tanto, una estrategia que puedes utilizar es dividirlo en metas menores y más accesibles, con plazos definidos y realistas. Esto te ayudará a enfocarte en lograr las metas pequeñas y al lograrlas sentirás el refuerzo de continuar.

Mobirise

4.- Muchas personas solo pueden motivarse pensando en los desastres que sucederán si no hacen algo. Sin embargo, pensar solo en las cosas negativas que pueden suceder si no realizas cierta tarea es desagradable y generalmente no motiva a las personas rápidamente. Un estilo motivacional negativo o de "desastre" puede ser muy efectivo para algunas tareas, pero no para todas. Reaccionar a lo negativo no te deja mucho tiempo para considerar las cosas positivas que deseas en tu vida. Para muchas personas que han sido motivadores negativos, ha sido muy útil agregar alguna motivación positiva.

Por ejemplo: Si tienes una reunión importante a primera hora del día, en vez de pensar en las consecuencias que traería el llegar atrasado a este compromiso, trata de enfocarte en lo tranquilo que te sentirás al llegar unos minutos antes para preparar tu presentación en el lugar convocado.

5.- A veces algunas personas se motivan con un estilo "Dictador", dictando órdenes con un tono de voz severo y desagradable. Algunas veces estas son identificables como las voces de los padres u otras figuras de autoridad de nuestro pasado. Alguien que usa este enfoque frecuentemente usa palabras como "TENGO QUE", "DEBERÍA" o "DEBO". La mayoría de las personas responde a este estilo no queriendo hacer las cosas y postergándolas. Alguien que ha estado utilizando este estilo generalmente puede motivarse más fácilmente cambiando a invitaciones, con un tono de voz agradable, lo que hace una gran diferencia, al igual que cambiar la redacción. "TENGO", DEBERÍA "y" DEBE "a menudo se puede reemplazar con frases como" Será bueno para"," Será útil"," Quiero".

Por ejemplo: En vez de decir: “Tengo que ir al médico a hacerme un chequeo” por “Sería conveniente ir al médico para evaluar mi salud” con un tono de voz agradable.

6.- Al ir logrando tus metas date un tiempo para disfrutar, evaluar el camino recorrido, aprender de la experiencia y reforzarte que puedes seguir cumpliendo más metas. Al lograr tus metas es posible que en ocasiones ni siquiera te des cuenta que las lograste, por lo tanto, es importante tomar conciencia que fuiste capaz de lograr tus objetivos, alegrarte, realizar una revisión y fortalecer tu capacidad para lograr las metas que te propongas.

Por ejemplo: Al llegar a fin de año puedes hacer un repaso de todas las metas que pudiste cumplir, realizar una evaluación de lo realizado, aprender de la experiencia que tuviste y formular nuevas metas para el año que viene, que podrás percibir como más factibles de alcanzar al darte cuenta de todas las metas que ya has logrado, sentirás que eres capaz.

Contacto

Email:
contacto@integral-mente.cl 

Sígue nuestras redes

Facebook 
Twitter 
Instagram

Reembolso con Isapres

Mobirise